top of page
Buscar
  • Foto del escritorDoctora Maria Claudia Diaz

Lupus enfermedad cardinal en autoinmunidad

Descripción general


El lupus es una enfermedad que se presenta cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca tus propios tejidos y órganos (enfermedad autoinmunitaria). La inflamación que causa el lupus puede afectar distintos sistemas y órganos del cuerpo, incluso las articulaciones, la piel, los riñones, las células sanguíneas, el cerebro, el corazón y los pulmones.

El lupus puede ser difícil de diagnosticar porque sus signos y síntomas generalmente son similares a los de otras enfermedades. El signo más distintivo del lupus es una erupción cutánea en el rostro que se asemeja a las alas abiertas de una mariposa en ambas mejillas y se presenta en muchos casos de lupus, pero no en todos.


Algunas personas nacen con la susceptibilidad genética para tener autoinmunidad, la cual puede desencadenarse por infecciones, ciertos medicamentos o incluso la luz del sol. Si bien no existe una cura para el lupus, los tratamientos pueden ayudar a controlar la enfermedad y disminuir el daño orgánico.


Síntomas


No hay dos casos de lupus exactamente iguales. Los signos y síntomas pueden ser repentinos o desarrollarse lentamente, pueden ser leves o intensos, y temporales o permanentes. La mayoría de las personas con lupus tiene una enfermedad leve que se caracteriza por tener episodios (denominados "brotes") en los que los signos y síntomas empeoran durante un tiempo, después mejoran o incluso desaparecen por completo durante una época.


Los signos y síntomas de lupus que tengas dependerán de los sistemas del cuerpo que se ven afectados por la enfermedad. Los signos y síntomas más comunes incluyen:


  • Fatiga

  • Fiebre

  • Dolor articular, rigidez e hinchazón

  • Una erupción en forma de mariposa en el rostro que puede abarcar las mejillas y el puente de la nariz o erupción en el resto del cuerpo

  • Lesiones que aparecen en la piel o que empeoran con la exposición al sol

  • Dedos de los pies y de las manos que se vuelven blancos o azules cuando se exponen al frío o durante situaciones de estrés

  • Falta de aire

  • Dolor en el pecho

  • Ojos secos

  • Dolor de cabeza, desorientación y pérdida de memoria

  • Orina espumosa

  • Edemas


Factores de riesgo


Los factores que podrían aumentar el riesgo de sufrir lupus son los siguientes:

  • Género. El lupus es más común en las mujeres.

  • Edad. Aunque el lupus afecta a personas de todas las edades, con mayor frecuencia, se diagnostica en personas de entre 15 y 45 años.

  • Raza. El lupus es más común en los estadounidenses afroamericanos, hispanos y estadounidenses de origen asiático


Estilo de vida

Si tienes lupus, toma medidas para cuidar tu cuerpo. Medidas sencillas pueden ayudarte a prevenir los brotes de lupus y, en caso de que aparezcan, a enfrentar mejor los signos y síntomas que presentes. Intenta lo siguiente:


Consulta a tu médico con regularidad. Los controles periódicos, en lugar de consultar a tu médico solamente cuando tus síntomas empeoran, podrían ayudar al médico a prevenir los brotes, y pueden ser útiles para abordar cuestiones de salud de rutina, como el estrés, la dieta y el ejercicio, los cuales pueden ayudar a prevenir las complicaciones del lupus.


Las personas con lupus deben tener mucho cuidado con el sol y los rayos azules. Debido a que la luz ultravioleta puede desencadenar un brote, usa ropa que te proteja, como un sombrero, una camisa de mangas largas y pantalones largos, y utiliza protectores solares contra rayos UvA y uvB y con un factor de protección solar (FPS) de por lo menos 55 cada vez que salgas.


Haz ejercicio de forma regular. El ejercicio puede ayudar a mantener los huesos fuertes, reducir el riesgo de ataque cardíaco y promover el bienestar general.


No fumes. El tabaquismo aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, y puede empeorar los efectos del lupus en el corazón y los vasos sanguíneos.


Sigue una dieta saludable. Una dieta saludable pone énfasis en frutas, verduras y cereales integrales. A veces es posible que tengas restricciones en la dieta, especialmente si tienes presión arterial alta, daño renal o problemas gastrointestinales.

Pregúntale a tu médico si necesitas vitamina D y suplementos de calcio. Existe evidencia que indica que las personas con lupus pueden beneficiarse de la vitamina D complementaria. Un suplemento de calcio puede ayudarte a alcanzar la cantidad diaria recomendada en la dieta de 1000 miligramos a 1200 miligramos, dependiendo de tu edad, para ayudar a mantener los huesos sanos.


Planificación familiar y evitar un embarazo no deseado. Recordar que el embarazo puede propiciar actividad lúpica y complicaciones fetales.

 

Fuentes: Mayo Clinic

41 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page