top of page
Buscar
  • Foto del escritorDoctora Maria Claudia Diaz

La exposición a la luz UV: lo que necesita saber un paciente con lupus

Hablamos mucho sobre los efectos dañinos de los rayos ultravioleta (UV) del sol. Y sabemos protegernos afuera con sombreros de ala ancha, prendas hechas de tela protector solar y, por supuesto, protector solar. Pero para algunas personas con lupus, ya sea que estén caminando por un supermercado o sentados en una oficina, la exposición a los rayos UV de la luz artificial puede ser tan dañina y dolorosa como pasar demasiado tiempo bajo el sol.

¿Por qué las personas con lupus son tan sensibles a la luz?


La exposición a la luz UV causa daños en el ADN celular de todos, explica Sabrina Newman, MD, profesora asistente de dermatología y medicina interna en la Universidad George Washington en Washington, DC. “La radiación UV es lo que causa daño celular, independientemente de si proviene del sol o de una lámpara”, dice ella.


"En las personas con lupus, las células son mucho más sensibles al daño causado por la radiación UV”, dice Newman. "Una vez que las células están dañadas, el sistema inmunitario las elimina, pero las personas con lupus tienen un aclaramiento mucho más lento de estas células”.


Las células muertas se quedan en el cuerpo, desencadenando un ataque del sistema inmunológico. "Tenemos anticuerpos en nuestro sistema inmunitario que normalmente se utilizan para combatir las infecciones. Pero en las personas con lupus, los anticuerpos se dirigen erróneamente a las proteínas dentro de las células normales y causan una reacción inmune", explica Benjamin Chong, MD, profesor asistente del Departamento de Dermatología del Centro Médico del Suroeste de la Universidad de Texas en Dallas.


¿Qué tan común es la fotosensibilidad en personas con lupus?


La fotosensibilidad es común en personas con lupus: entre el 40 y el 70 por ciento de las personas con lupus notarán que su enfermedad empeora por la exposición a los rayos UV de la luz solar o la luz artificial. Aunque el sol emite cantidades mucho más grandes de radiación UV que la luz interior, la mayoría de las personas, especialmente las que tienen lupus, tienden a pasar más tiempo en interiores, donde están expuestas durante períodos de tiempo más largos.


Eso no es todo: la luz UV también puede activar los brotes del lupus, desencadenando síntomas como fatiga, dolor en las articulaciones, hormigueo y entumecimiento.


Cómo protegerse y ayudar a prevenir los brotes de lupus


Si la luz UV te provoca un brote de lupus, querrás crear una barrera entre tu y ella. Algunas recomendaciones son:

  • Aplicar una capa liberal de un protector solar de 30 SPF o superior, que proporcione protección de amplio espectro contra los rayos UVA y UVB.

  • Usar ropa bien tejida que cubra su piel, un sombrero de ala ancha y gafas de sol envolventes para protegerse de la cabeza a los pies.

  • Elige bombillas que tengan la menor irradiación posible (intensidad).

  • Cubre las bombillas fluorescentes y halógenas con escudos de luz o vidrio que filtre los rayos UV. Busca escudos con lecturas de 380 a 400 nanómetros, que filtran todo tipo de luz ultravioleta.

  • Utiliza persianas que bloqueen los rayos UV para cubrir las ventanas y evitar que la luz solar se transmita.

  • Considera la posibilidad de polarizar las ventanas de tu automóvil: consulta las leyes estatales sobre el tinte de la ventana para ver si se requiere una nota médica.

---------

Fuente: Lupus Foundation of America.

159 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page